Debéis usar el maquillaje para resaltar vuestros rasgos, vuestra propia belleza, no para esconder. Ningún producto consigue esconder una piel estropeada y abandonada, de ahí la importancia de la rutina facial y de una buena preparación de la piel antes del maquillaje.

Parece que cada vez tenemos más claro que debemos usar una crema hidratante, pero la crema hidratante no es un producto solitario, debéis acompañarlo de otros, que son igual o incluso, más importantes que la propia crema hidratante, ¿los conocéis?, ¿los usáis?

El hecho de que haya tantas personas desconcertadas y que no saben preparar su piel antes de maquillar nos indica que no, así que en esta entrada me he propuesto hacer un repaso sobre cómo preparar nuestra piel antes de maquillar y algunos productos que me encantan, ¿preparados para acompañarme?

1. Limpiador

Es el primer paso de la rutina facial y un paso que no podemos eludir antes de maquillarnos. Naturalmente, antes del paso del limpiador facial debéis tener el rostro bien desmaquillado, sin restos de pigmentos.

Usar un buen limpiador facial nos va a ayudar a mantener la piel libre de los restos de contaminación y de sudor que se van acumulando.

Para pieles secas me encanta Ultra Facial Cleanser de Kielh’s porque limpia suavemente y no deja la piel áspera y, para pieles más grasas Calendula Face Wash, también de Kielh’s.

Para aplicarlo ten el rostro humedecido y pon una avellana de producto en tus manos, masajea por el rostro y enjuaga con agua. Después sécate el rostro con una toalla a toquecitos, sin hacer grandes arrastres.

Foto de Personas creado por jcomp – www.freepik.es

Si preferís usar un limpiador electrónico, tendréis que colocar la avellana de producto en la superficie del dispositivo, encenderlo e ir pasándolo por el rostro sin apretar. Mis favoritos son los dispositivos de Foreo, que tienen distintos modelos adaptados a cada tipo de piel.

2. Tónico

El paso del tónico es el gran incomprendido en la rutina facial, ya que muchas os lo saltáis y, otras tantas no le dais la importancia que tiene.

La función más importante del tónico es la de reequilibrar el pH de nuestra piel después de usar el limpiador. Saltarnos este paso puede tener consecuencias a largo plazo que no os gustan, ya que, un pH bajo puede desencadenar en irritación, rojeces y acné, y un pH alto, puede provocar sequedad y descamación.

Si buscáis un tónico que sea calmante y ayude a aliviar rojeces una gran opción es Rose Tonic de Pixie. Si preferís uno suave, apto para todo tipo de pieles tenéis Ultra Facial Toner de Kielh’s, que además, está formulado sin alcohol.

Mi forma favorita de aplicar el tónico es poniendo un poco en un par de discos de algodón y posándolo sobre el rostro.

3. Bruma

Las brumas faciales son productos optativos pero muy efectivos, ya que además de de aportar frescor nos ayudan a hidratar la piel y mejoran la adherencia de los productos que vengan después.

Si queréis incluir una bruma facial os recomiendo que optéis por una que contenga glicerina. La glicerina es el ingrediente que nos va a ayudar a mantener la hidratación. Tenéis muchas opciones en el mercado, desde las más simples, a otras que contienen vitaminas y minerales.

Para usar una bruma, simplemente vaporízala sobre tu rostro a unos 20-25 cm de distancia. Una buena referencia de esta distancia de aplicación es extender el brazo y flexionarlo a la mitad, ahí tenéis los 20-25 cm.

Tengo dos brumas favoritas: Vitamin Sea Mist de Shui Botanicals, que aporta hidratación, nutrición y se absorbe rápidamente, y la bruma Moisture Surge de Clinique, que además de hidratar contiene aloe.

Otra cosa maravillosa de las brumas es que muchas de ellas (entre ellas las dos que os mencioné) las podéis reaplicar las veces que queráis después de maquillaros sin miedo a que nada se mueva.

4. Esencias o lociones

Si os gusta la cosmética koreana seguro que habéis oído hablar de las esencias o, incluso, las utilicéis.

La función principal de este tipo de producto es comenzar a hidratar la piel y ayudar a que los productos posteriores penetren mejor.

Las esencias que más me gustan suelen ser de marcas de cosmética koreana, por ejemplo Aqua Lotion de AragoSpa.

Con un pump de producto es suficiente; yo lo aplico en las manos y lo extiendo con movimientos ascendentes, empezando desde las partes centrales del rostro y hacia los laterales.

Si en lugar de una esencia preferís una loción, mi favorita para antes de maquillar es Lightful C + Coral Grass Lotion de MAC.

5. Aceite

El aceite es el paso milagroso para todas las pieles, pero ¿por qué?: la respuesta es muy sencilla, el uso del aceite aporta lípidos a nuestra piel, y éstos evitan que el agua de nuestro rostro se evapore, manteniendo la hidratación.

¿Por qué es tan importante mantener la hidratación de la piel cuando nos maquillamos?: Seguro que alguna vez os ha pasado o, habéis visto en otra persona, que la base de maquillaje se parchea, se cuartea… esto es por falta de hidratación. Cuando la piel no tiene suficiente agua la toma de donde puede y tiene más a mano, en este caso, de la base de maquillaje. Cuando esto pasa, nuestra piel retira el agua de la base de maquillaje y deja el pigmento, quedando ese aspecto de base parcheada o cuarteada.

Foto de Mano creado por Racool_studio – www.freepik.es

Además de ayudar a que la piel mantenga la hidratación y mejorar su elasticidad, los aceites también van a mejorar la textura de la piel.

Si ya usáis aceites, sabéis que son productos que cunden muchísimo, con un par de gotitas vais a tener suficiente para todo el rostro.

Un aceite muy universal es el de jojoba, que funciona genial en todo tipo de piel: es de absorción rápida, ligero y ayuda a controlar el exceso de grasa. Otro aceite que también me encanta y que es apto para todo tipo de pieles es el Aceite Semilla de Melón de Kalahari de la marca Sublime Oils, que contiene antioxidantes, fitoesteroles y es equilibrante. No puedo tampoco dejar de hablaros del aceite Daily Reviving Concentrate de Kielh’s, que mejora la sequedad de la piel, las líneas de expresión y aporta luminosidad a los rostros opacos.

6. Contorno de ojos

La mayoría de las pieles tienen el contorno de ojos seco y han sentido tirantez en esta zona alguna vez.

El contorno de los ojos es un paso imprescindible. Pensad que, nos maquillemos mas o menos, siempre usamos un corrector para las ojeras. ¿Y qué hacemos para evitar que el corrector se mueva?: Sellarlo con polvo.

Es impensable que una zona tan delicada como el contorno de los ojos y que suele ser seca, esté horas y horas con el corrector y el polvo sin que lo hayamos preparado bien con un contorno hidratante y nutritivo.

En cuanto a contornos de ojos tengo dos favoritos indiscutibles: el contorno de ojos Extra Eye Repair Cream de Bobbi Brown y el contorno de aguacate Creamy Eye Treatment with Avocado de Kielh’s. Los dos son aptos para todo tipo de pieles, muy hidratantes y aportan mucha luz.

Siempre los aplico a toquecitos con el dedo anular sobre la zona del hueso de la órbita del ojo y, a poder ser, de dentro hacia fuera.

7. Crema hidratante

Da igual que tu piel sea grasa o seca, el paso de la crema hidratante es también ineludible.

Hay cientos de miles de opciones en el mercado, os aseguro que encontraréis una que se adapte a vuestras necesidades.

Personalmente, no me gustan las que tienen factor de protección solar incorporado. Prefiero usar una crema hidratante sin factor y en el siguiente y último paso aplicar un factor 50. Entre mis favoritas para piel seca está Ultra Facial Cream de Kielh’s que repone la hidratación, y para piel mixta o grasa prefiero la Balancing Day Cream de Shui Botanicals, que aporta hidratación sin sensación grasa y además es antioxidante.

Aplica la crema con las manos, con movimientos ascendentes y desde el centro del rostro hacia los laterales, también puedes aplicar un poco en el cuello y, si te sobra, úsalo para las manos.

Foto de Mano creado por rawpixel.com – www.freepik.es

8. Protección solar

Todos los días del año hay que usar protección solar, da igual que sea verano o invierno, que haga sol y calor o que esté nublado y haga frío, SIEMPRE debes usar un protector solar.

Lo mejor es usar un protector solar de SPF50, ni SPF20, ni SPF40, el ideal es el SPF50.

Tenéis muchísima variedad donde elegir para que no tengáis excusa: con tratamiento antiedad, con color, en textura crema, en textura fluido… Mis favoritos suelen ser los de la marca Avène, que tiene un montón de variedad para elegir en función de vuestras necesidades.

La forma de aplicarlo es la misma que con la crema hidratante.

Con toda esta preparación, la piel estaría perfecta para recibir el maquillaje, ahora podéis usar un primer adaptado a vuestras necesidades y ¡empezar a maquillaros!

La semana que viene hablaremos más a fondo sobre la protección solar, mientras tanto ¡contadme en los comentarios cómo os preparáis la piel vosotras!

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
5 Comments
Most Voted
Newest Oldest
Inline Feedbacks
View all comments
Rogarcia30
Rogarcia30
1 month ago

Me ha encantado,además la veo súper completa yo el limpiador ultra facial tengo muchas ganas de probarlo
Los aceites el de melón me llama muchísimo la atención no descarto comprarlo en un futuro
Podías hablarnos en un futuro sobre limpiezas más “profundas” para realizar en casa,tipos de exfoliantes y mascarillas
Un besito Lidi!!!😘😘

Pilar
Pilar
1 month ago

Holiii!!
Crees que un tónico es «estrictamente» necesario en la rutina? Aunque el limpiador que utilices no tenga jabón? Tengo entendido que son los que tienen jabón los que desestabilizan el pH de la piel.
Yo no suelo utilizarlo a diario, solo cuando siento que mi piel necesita un extra de hidratación o me he puesto alguna mascarilla/tratamiento facial.
Muy chulo el post!✌️☺️

trackback

[…] Si vas a usar el protector solar dentro de tu rutina habitual recuerda usarlo al final de toda la rutina (detrás de todas las cremas hidratantes) y antes de maquillarte. Si tienes dudas acerca de las rutinas faciales te recomiendo este post. […]