Las células de nuestra piel se renuevan de forma natural cada 28 días, que es lo que se conoce como su ciclo vital, pero a medida que envejecemos este ciclo se alarga.

La exfoliación nos ayuda a eliminar las células muertas de la epidermis, aportándonos suavidad y luminosidad, además de ayudar a que los productos que vengan detrás penetren mejor.

La exfoliación corporal y facial no deben hacerse igual, ni con el mismo producto ya que la piel del rostro es más fina y, por eso, necesita exfoliantes específicos. También vamos a encontrar exfoliantes más adecuados que otros para según que tipo de piel. Como en este blog nos estamos centrando en skincare, en este post vamos a tratar la exfoliación facial.

Los exfoliantes han evolucionado mucho a lo largo del tiempo y, además, se ha conseguido que incorporen otras funciones, como la de tonificación o la de hidratación.

Refiriéndonos a los exfoliantes los podemos agrupar en dos tipos principales:

Tipo de exfolianteComposición
FísicoNaturales: Azúcares, perlas de jojoba, sales marinas, bentonita, caolín…
Sintéticos: Polímeros orgánicos (polietileno, polipropileno, PVC)
Químicos (conocidos como peeling)Ácido láctico, ácido glicólico, ácido salicílico y derivados

Los exfoliantes físicos llevan partículas que retiran las células muertas mediante la fricción, en cambio, los peelings (químicos), no necesitan ser frotados, sino que simplemente los aplicas sobre la piel y dejas actuar el tiempo que indique el envase para después retirarlo, por lo que son más “suaves” con nuestra piel que los físicos.

La denominación de peeling no os debe asustar porque la diferencia entre un exfoliante y un peeling es meramente técnica: cuando hablamos de peeling nos referimos a “pelar” la piel mediante el uso de ácidos, ya sea glicólico, salicílico… etc, reservando la denominación de exfoliantes para los que usan la fricción, que son los físicos.

Foto de envases por Racool_studio

¿Es bueno usar exfoliantes?

Mantener una buena y adecuada rutina de exfoliación puede aportarnos múltiples beneficios.

El más conocido es que nos ayuda a limpiar las capas superficiales de la piel, evitando que se formen impurezas por acumulación de células muertas sobre los poros, además de aportarnos mayor luminosidad a la piel.

Otros beneficios de la exfoliación menos conocidos son la mejora de la microcirculación y el aspecto de la piel, permite una mayor oxigenación de las capas superficiales de la piel y facilita la penetración de los tratamientos posteriores.

¿Qué frecuencia de exfoliación me conviene según mi piel?

Cada piel va a necesitar un exfoliante adaptado y una frecuencia de exfoliación distinta:

  • Piel normal: estas pieles tienen un equilibrio adecuado de grasa y agua, por lo que una exfoliación cada semana es más que suficiente. Pueden usar exfoliantes en texturas gel o en crema.
  • Piel seca: mucha gente piensa que las pieles secas no necesitan exfoliación, y no es cierto. Las pieles secas si necesitan exfoliación, pero tiene que ser más espaciada en el tiempo, con exfoliarla una vez cada 15 días es suficiente. Lo ideal es que busquemos un exfoliante que tenga una textura más cremosa y alguna propiedad adyacente, como la hidratación, para que nos ayude a sentir la piel más cómoda.
  • Piel mixta: lo ideal para una piel mixta es tener una frecuencia de exfoliación de una vez por semana o, incluso dos veces por semana en algunos casos.
  • Piel grasa: en estas pieles funcionan muy bien las texturas en gel y debemos tener en cuenta que en estas pieles la frecuencia de exfoliación debe ser alrededor de un par de veces por semana.

¿A qué pieles NUNCA les vamos a recomendar una exfoliación?: Nunca vamos a recomendar exfoliantes a pieles que tengan una gran sensibilidad o que tengan dermatitis o rosácea. Tampoco vamos a recomendar el uso de exfoliantes en pieles que tengan brotes de acné, porque lo más fácil es que nosotros mismos, a través de la exfoliación, extendamos el brote, por eso está contraindicado.

Hay muchas personas que son contrarias a la exfoliación por lo desprotegida que deja la piel, porque no olvidemos que lo que hace el exfoliante es eliminar esa capa de células muertas que tenemos sobre el estrato córneo (la capa más superficial de la epidermis).

Personalmente, si soy partidaria de una exfoliación, pero siempre y cuando sea moderada, es decir, soy partidaria de una exfoliación con una frecuencia correcta y con productos suaves y que no sean agresivos con la piel y, sobre todo, para mi es absolutamente esencial dar a conocer que la exfoliación y la hidratación van de la mano, de esta manera, el “coste” de la exfoliación para la epidermis no es tan alto, porque no estamos dejando la piel desprotegida ni vulnerable al ambiente exterior. No podéis exfoliar la piel y no hidratarla después, de hecho, exfoliar la piel y luego no hidratarla es una barbaridad.

Los errores más comunes que cometemos cuando usamos exfoliantes

El error más frecuente suele ser modificar a nuestro antojo la frecuencia de las exfoliaciones, normalmente haciéndolo más veces de lo indicado, es decir, tendemos a la sobreexfoliación. Aunque hemos dado unas pautas orientativas de las frecuencias de exfoliación, cada piel es distinta y cada una tiene que encontrar su frecuencia de exfoliación perfecta teniendo en cuenta los valores orientativos; por ejemplo, mi piel es seca y exfoliarme suavemente cada dos semanas me funciona bien.

Otro error muy común es no hidratar la piel después de exfoliar. Tenemos que grabarnos a fuego que exfoliación e hidratación van juntos, tengamos el tipo de piel que tengamos.

Pero sin lugar a dudas, lo que me llama mucho la atención es cuando las personas se exfolian por la mañana y salen a la calle sin hidratarse la piel y sin usar protector solar, como ya os he dicho es una barbaridad, porque la exfoliación nos deja la piel más desprotegida, así que es imperativo hidratarla y si lo hacemos de día usar un factor 50, aunque siempre es mejor que os exfoliéis por la noche, más aún si os gusta exfoliaros y se os suele olvidar usar protector solar, así le hacéis un favor a vuestra piel.

Ahora os toca a vosotras contarme un poquito: ¿estáis haciendo bien los deberes con los exfoliantes?. Os leo en los comentarios.
5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
5 Comments
Most Voted
Newest Oldest
Inline Feedbacks
View all comments
Pilar
Pilar
23 days ago

Aaaaah yo justo he empezado a utilizar exfoliación química con ácido mandelico hace unas 2 semanas😆 De momento muy bien, me ha ayudado a disminuir la rojez de los granitos y que no vayan a más…por ahora lo uso 1 vez por semana, por lo que no he visto grandes cambios pero no le sienta nada mal a mí piel☺️

Rogarcia30
Rogarcia30
23 days ago

Halaaa pues me vas a matar si supieras la de veces que he utilizado el exfoliante corporal de Mercadona en la cara jajajajaja
En mi defensa diré que porque lo tenia en la ducha y que tampoco me fue tan mal jajajaja