¿Alguna vez has querido prepararte una mascarilla casera en casa y no has sabido cómo hacerlo? ¡Hoy se te han acabado las excusas!, sigue leyendo para aprender a hacerlas en casa

Hay infinidad de mascarillas caseras que podéis preparar en casa, en función de lo que queráis tratar, pero mis favoritas son las que os presento en este post. Todas las recetas son sencillas y no requieren una gran inversión económica, así que las podéis hacer de forma sencilla en casa sin ningún problema.

Recordad que para aplicar una mascarilla debéis tener la piel limpia, así que antes de pasar al paso de la mascarilla no os podéis olvidar de limpiaros el rostro con vuestro limpiador habitual.

Antes de hacer las mascarillas tened a mano un bol para hacer las mezclas, un robot de cocina o similar para triturar algún ingrediente y una cuchara sopera para tomar las medidas y hacer las mezclas.

Mascarilla para piel seca

Esta mascarilla es la indicada para pieles secas y que necesitan un extra de nutrición.

Ingredientes:

  • Plátano: hidratante y nutritivo
  • Miel: es hidratante y nutritiva. Preferiblemente que sea miel sin procesar
  • Aguacate: hidratante y nutritivo
  • Aceite de almendras (opcional): rico en antioxidantes, emoliente y nutritivo, podéis añadir el aceite para conseguir una mascarilla súper nutritiva, y también podéis incorporar almendras molidas para que al retirar la mascarilla os exfolie

Pasos a seguir:

  1. Tritura el aguacate (1) y el plátano (1) hasta que estén mezclados de forma homogénea, formando una especie de masa. Desecha el hueso del aguacate.
  2. Añade una cucharada sopera de miel a la mezcla de las frutas y remueve un poco hasta que se mezcle bien.
  3. Añade una cucharada de aceite de almendras e incorpóralo a la mezcla anterior (opcional). Si también vais a querer que la mascarilla haga de exfoliante añadiendo las almendras molidas simplemente tenéis que añadirlas a la mezcla. Las almendras las podéis comprar ya molidas o podéis comprar almendras enteras y molerlas en casa vosotros mismos. A más cantidad de almendras molidas más os va a exfoliar, a mi me gusta añadir 2 cucharadas, pero va un poco en función de cómo os guste la intensidad de la exfoliación.
  4. Una vez que ya tengas la mezcla preparada añade una capa uniforme por el rostro limpio, evitando el contorno de ojos y deja actuar unos 20 minutos. Después retírala con agua tibia. Si has añadido almendra molida hazte un ligero masaje con las manos usando movimientos circulares antes de retirar con agua, también podéis haceros el masaje con las manos ligeramente humedecidas.

Mascarilla para piel grasa

Ideal para las pieles que tienen exceso de brillo y sebo en la piel.

Ingredientes:

  • Yogur natural sin azúcar: para ayudarnos a dar consistencia a la mascarilla, además de aportarnos hidratación.
  • Avena: ayuda a absorber el exceso de grasa y actúa como ingrediente calmante. Podéis comprarlo en polvo o podéis comprar los copos y triturarlos hasta hacer el polvo vosotros mismos.
  • Aceite de árbol de té (Melaleuca alternifolia): antibacteriano y antiinflamatorio, nos va a ayudar con las impurezas habituales de las pieles grasas

Pasos a seguir:

  1. Añade una cucharada sopera de yogur natural sin azúcar e incorpórale dos cucharadas de avena en polvo. Haz una mezcla homogénea.
  2. Cuando tengas la mezcla anterior tienes que añadir media cucharada de aceite de árbol de té. Remueve e incorpóralo a la mezcla.
  3. Aplícate la mascarilla en el rostro limpio y seco y déjala actuar durante 15 minutos. Retírala con agua y sin frotar.

Mascarilla para piel sensible

Especial para calmar las pieles más sensibles y enrojecidas.

Ingredientes:

  • Aceite de camomila: tiene un efecto calmante en nuestra piel y es antiinflamatorio, podéis comprar el aceite de camomila directamente u obtenerlo vosotros mismos destilando al vapor las flores de la manzanilla
  • Aloe vera puro: preferiblemente en gel. Es reparador, cicatrizante e hidratante.
  • Aceite esencial de rosas (opcional). Es calmante y antiinflamatorio.
  • Arándonos: ricos en vitaminas A, C y E y fuente de ácidos grasos esenciales

Pasos a seguir:

  1. Añade dos cucharadas de aceite de camomila y mézclalo de forma homogénea con una cucharada de arándonos triturados.
  2. Incorpora a la mezcla media taza del gel de aloe vera y mezcla. Si vas a hacer la mascarilla con aceite esencial de rosas, incorpora una cucharada a la mezcla anterior.
  3. Con el rostro limpio y seco aplica la mascarilla de forma uniforme por el rostro evitando la zona del contorno de los ojos. Deja actuar unos 15-20 minutos y retira con agua, sécate el rostro con una toalla a toques sin friccionar la piel.

Mascarilla de luminosidad

Cuando no descansamos bien o estamos estresados nuestra piel sufre falta de luminosidad, haciendo que luzca más opaca y apagada. Si quieres conseguir una piel más luminosa y suave ¡esta es tu mascarilla!

Ingredientes:

  • Miel: humectante y antiséptica, además nos va a suavizar la piel.
  • Zumo de lima (Citrus aurantifolia) y/o zumo de limón: tiene un efecto iluminador en la piel y contiene vitamina C. Podéis usar solo zumo de lima o combinarlo con zumo de limón, van a revitalizar la piel y dar luminosidad.
  • Perejil: estimulante, mejora la circulación sanguínea.
  • Cúrcurma: si tenéis en casa también podéis añadirla a la mezcla, pero hacerlo con cuidado ya que dará luminosidad, pero también va a reducir la grasa, así que si tenemos la piel seca o normal tenemos que ser muy estrictos con la cantidad de cúrcuma que incorporemos.
  • Yogur natural sin azúcar: hidratante y nos va a ayudar para hacer la “masa” de la mascarilla

Pasos a seguir:

  1. Mezcla una cucharada sopera de yogur e incorpora una cucharada sopera de miel y media cucharada de perejil, formando una mezcla homogénea.
  2. A la mezcla anterior añade media cucharada de zumo de lima y remueve hasta que quede homogéneo, también puedes añadir unas gotitas (hasta 10) de zumo de limón (recuerda que el limón y la lima son astringentes, así que no te pases con las cantidades).
  3. Añade media cucharada de cúrcuma a la mezcla anterior si tu piel es seca, si tiene más tendencia grasa puedes añadir una cucharada entera
  4. Aplica la mascarilla en la piel limpia y seca y déjala actuar unos 20 minutos, después enjuaga con agua y sécate el rostro a toques con una toalla, sin friccionar la piel

Mascarilla para piel con imperfecciones

Para esas pieles que sufren acné y que quieren reforzar sus tratamientos con una mascarilla esta es ideal. La mascarilla la podéis usar de forma localizada sobre las imperfecciones o de forma generalizada por todo el rostro, mi preferencia es usarla de forma localizada.

Ingredientes:

  • Uvas verdes (Vitis vinifera): podéis añadir el zumo de las uvas (exprimiendo las uvas). Además de ser antibacterianas, contienen AHA, exfoliando la capa superficial de la piel.
  • Ajo: antibacteriano y además nos ayuda a reducir las manchitasMiel: ayuda a mantener la humedad de la piel y la suaviza, además de ser antiséptica.
  • Aceite de árbol de té (Melaleuca alternifolia) que es antibacteriano y antiséptico, ayudándonos a purificar la piel. Es importante que uséis un aceite natural, que no tenga otros componentes.
  • Yogur natural sin azúcar: para aportar cremosidad.

Pasos a seguir:

  1. Mezcla una cucharada de yogur natural sin azúcar y añádele una cucharada del zumo de las uvas verdes.
  2. A la mezcla anterior incorpora medio diente de ajo triturado y una cucharada de miel.
  3. Finalmente añade 6 gotitas de aceite de árbol de té.
  4. Aplica la mascarilla sobre el rostro limpio, deja actuar alrededor de 15 minutos y retira con agua.

Mascarilla exfoliante

Una de las mascarillas más simples de elaborar y de las que más gusta: una mascarilla exfoliante a base de café.

Ingredientes:

  • Café molido: el café molido va a ser nuestro ingrediente exfoliante.
  • Miel: para suavizar la piel y ayudarnos a extender bien la mezcla de la mascarilla.

Pasos a seguir:

  1. Añade una cucharada sopera de miel e incorpora el café molido. La cantidad de café molido que incorpores va a depender de si te gusta una exfoliación más suave o más intensa, para mí, la cantidad ideal es una cucharada de café, pero como os he dicho antes, si queréis una exfoliación más intensa podéis añadir más café, pero siempre teniendo en cuenta que la mezcla sea homogénea y que no quede el café suelto.
  2. Con el rostro limpio y seco aplica una capa uniforme de la mascarilla y déjala unos 15 minutos. Humedécete las manos y masajea la mascarilla sobre la piel con suaves movimientos circulares, después retira la mascarilla con agua y sin frotar. Sécate el rostro con una toalla a toques, evitando frotar el rostro.

Tened en cuenta que no debéis utilizar una mascarilla que contenga un ingrediente al que tengáis alergia o seáis especialmente sensibles. Si no estáis seguros de si sois sensibles a un ingrediente particular, antes de hacer toda la mascarilla haced una prueba de tolerancia del ingrediente.

Para hacer la prueba de tolerancia aplicaros el ingrediente sobre la piel limpia y seca y espera unos 15 o 20 minutos. Si no notas nada no vas a tener problema, si por el contrario notas picor o escozor o ves que la piel se enrojece, retira inmediatamente con agua y no uses ese ingrediente.

Recordad también que las mascarillas son un extra a nuestros tratamientos, no una sustitución. Lo ideal sería hacernos mascarillas un par de veces en semana, pero todo va a depender de las necesidades de vuestra piel.

¿Habíais hecho antes mascarillas caseras en casa? ¡Contadme! ¡Espero que os haya gustado y os animéis a haceros una mascarilla en casa!
Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Most Voted
Newest Oldest
Inline Feedbacks
View all comments
Rogarcia30
Rogarcia30
5 months ago

Me encantaaaaa esta entrada es lo más!!!! Tengo que comprar algunos ingredientes y ponerlas en práctica!!!! Muy buena entrada y sobre todo muy útil!!!
Podías hacer una entrada acerca de los beneficios de la glicerina en la piel y sus diferentes usos?
Y otra de como leer las etiquetas de los cosméticos?
Muchas gracias por tu tiempo!